Trabajamos en un pequeño taller situado en un entorno rural de la provincia de Barcelona, cerca de la sierra del Montseny. Nuestro respeto por el medio ambiente nos empuja a utilizar materiales lo más ecológicos posible, reciclables o reciclados.


El proceso de trabajo es totalmente artesanal. Las características de nuestro producto, los ‘ninots’, no nos permiten mecanizar ninguna parte del proceso y aunque somos un equipo, la mayor parte del trabajo debe pasar por las manos de la artista, por eso nuestra producción es muy limitada.

El proceso de elaboración de un ‘ninot ‘, es de tres semanas desde que obtenemos las fotos, hasta que lo recibes en tu casa. Este periodo de tiempo puede alargarse si tu encargo es complejo, con muchos complementos o con varias figuras, o si tu pedido llega en un momento de mucha demanda. Por este motivo es muy importante recibir los encargos con la máxima antelación posible.

Programamos los encargos de forma cronológica, es decir: a medida que llegan los pedidos, vamos llenando nuestra agenda.